El Festival

“La belleza es urgente. Reinventar el mundo de todos los días se hace imperante por estos tiempos. “Titereré” es un festival que pretende hacer su aporte en este sentido. De la mano de lo que imponen nuestros sueños y aspiraciones para la invención de un mundo más bello y desde el trabajo independiente y autogestivo, insistimos en que los títeres ocupen su merecido lugar en las arte escénicas de la ciudad y la región. “Títereré” se impulsa con la intención de que los maestros referentes del arte titiritesco y las nuevas generaciones de creadores nacionales y de otros países se encuentren para celebrar este acontecimiento que invita a disfrutar de propuestas de alta calidad estética en variados espacios oficiales e independientes (salas, escuelas, clubes, vecinales, bibliotecas populares) de las distintas localidades de la región que se van incorporando al circuito del Festival. Titereré es un momento para el intercambio de saberes y experiencias y motor de instancias cómo talleres, seminarios, charlas y muestras. Es un el festival que se hace desde grupos activos promotores de la cultura popular local y que tal tarea tiene su máxima expresión en esa comunión que se suscita entre publico y artistas en cada una de las funciones y encuentros.”

Titereré es un festival de títeres que nace de la trayectoria de cuatro grupos santafesinos que desarrollan este oficio desde hace varios años. Después de conocer colegas de distintas partes del mundo y participar de varios festivales y encuentros, este colectivo de grupos decide dar un salto y comenzar esta experiencia en su ciudad de origen. 

Titereré es un festival que reúne a compañías y artistas de larga trayectoria con las nuevas generaciones del arte titiritesco.  Es así que se han encontrado y compartido en estas ediciones “El Chonchón”, “Tres Tigres, “La Gorda Azul”, “El retablo de las Maravillas”, “Teatro de ilusiones animadas”, “La Pelela”, Laura Copello, Pablo Sáez, entre otros referentes  con varios años de recorrido  y jóvenes exponentes que van dejando su huella en estos tiempos, como el grupo “Tire y afloje”, “Teatro de Tersites”, “El Titiriteatro”,  Julia Sigliano, Manuel Mansilla, sólo por mencionar algunos. Pero además de este cruce intergeneracional el festival pone especial atención a ser una vidriera para un amplio espectro de técnicas, poéticas, géneros, estilos  y tantos otros modos en que se manifiesta este arte ancestral. Pasan por sus escenarios, comedias, dramas, títeres de guante, de mesa, bocones, Kamishibai, sombras, títeres corporales,  teatro de objetos, mixturas y  nuevas tendencias, producciones que conforman un amplio abanico de estilos varios y diversos. 

Es  un festival con gran impronta federal poniendo especial énfasis en el objetivo de convocar grupos provenientes de distintas regiones del país, es así que han participado elencos de la Patagonia, noreste, centro y noroeste de la Argentina.  La presencia internacional también se ha dado en las distintas ediciones posibilitando el encuentro de las diferentes experiencias nacionales y las extranjeras. Del mismo modo los grupos locales y regionales tienen  amplia presencia en el evento, ya sea desde los espacios culturales participantes así como de los grupos de títeres activos en la ciudad. Es un clásico la presencia del Teatro de Títeres Municipal, “La Gorda Azul”, “Beso de Mariposa” y “El Retablo de las Maravillas” que participa con su sala de títeres y sus espectáculos. Así mismo es habitual la presencia de creadores de la cercana ciudad de Rosario. 

Además de las funciones el festival hace hincapié en otras instancias de intercambio y encuentro como lo son los talleres destinados a estudiantes de artes escénicas, artistas y a la comunidad en general. Sumando también instancias de reflexión en torno al quehacer de los títeres y la cultura en los diferentes territorios y contextos y espacios de intercambio de las experiencias y recorridos de los grupos participantes. 

Variados y diversos son los lugares a donde se realizan las funciones, salas convencionales oficiales como el Centro Cultural Provincial o Sala Marechal del Teatro municipal o salas independientes como El Retablo o la del Centro Cultural y Social El Birri.  Pero además el festival recorre otros espacios como escuelas, jardines, bibliotecas, sindicatos, plazas y espacios culturales barriales dentro y fuera de Santa Fe. Es así que el Titereré está presente en gran parte de los barrios de la ciudad pero también fuera de ella a partir de las diferentes subsedes que participan desde sus inicios, como lo son en el corredor de la ruta provincial Nº1, la Biblioteca Popular “Amanecer”  de Arroyo Leyes y las escuelas y espacios dependientes de la comuna de Santa Rosa de Calchines ubicada a casi 50 km al noreste de la ciudad de Santa fe. Otra de las subsedes que es parte desde los orígenes del festival es la ciudad de San Carlos a 53 km al oeste de Santa Fe, en donde se realizan funciones en diferentes espacios dispuestos por el colectivo cultural “Tacurú”.  A casi la misma distancia se encuentra la localidad de Humboldt que se incorpora como subsede en 2019 realizándose funciones en escuelas y en la sala de teatro independiente “Tiro Federal”. También el festival ha llegado en sus diferentes ediciones a las ciudades de Recreo, Laguna Paiva, Santo Tomé y la localidad de Cayastá ubicada a 80 km de la ciudad de Santa Fe. De esta  manera el Títereré cumple con otro de sus principales objetivos que es la integración regional a través de la participación  de los espacios subsedes y de los diferentes actores, grupos e individuos hacedores, impulsores  y  gestores de la cultura en cada localidad.

La participación de los sindicatos es algo distintivo también del festival. Desde la primera edición y consecutivamente ha sido parte fundamental del proyecto el Sindicato de Docentes Privados (SADOP) y sus espacio culturales “El Solar de las Artes” y El Solar de Mayo” los cuales han sido parte de los espacios centrales de las funciones programadas en la tarde.  De  la misma manera acompañando el espíritu de llegar a las escuelas la Asociación de Magisterio de Santa Fe (AMSAFE) y posibilita la presencia del festival en su sala y en los espacios educativos de la ciudad y el departamento. La Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) seccional Santa Fe ha realizado un aporte fundamental en el último año con el alojamiento de los artistas y también programando funciones en su sala cultural. Así mismo la Asociación Sindical de Obreros y Empleados Municipales (ASOEM) posibilita la realización de talleres destinados a sus afiliados y al público en general. De esta manera se podría afirmar también que Titereré es un festival hecho por trabajadores y para los trabajadores.                  

Uno de los criterios que sostiene y postula el festival es el de la entrada libre y gratuita a la mayoría de las funciones y  con salida a la gorra del espectáculo cuando son las funciones centrales de los espacios sede. De esta manera se sostiene la idea de democratizar y posibilitar el acceso a la gran cantidad de público sin mayores restricciones. Un público que es amplio, diverso y heterogéneo al cual se le ofrece propuestas de calidad y que felizmente ha sabido ir formándose en esta modalidad de “entrada libre y gratuita con salida a la gorra” valorando y aportando a conciencia y siendo una parte fundamental del sostenimiento y crecimiento del evento.    

Se considera al Titereré un proyecto íntegro que hace frente a distintas demandas en relación al mundo de los títeres. Su programación, la elección de los elencos y los lugares donde se expande van en concordancia con lo que durante todo el año surge en el ambiente titiritesco de la región.